Dos Blugolds trabajan con la Clínica Libre del Valle de Chippewa para ayudar a la población hispanohablantes

Trabajar para lograr un cuidado médico más equitativo es importante para abordar las disparidades

Fitzgerald+y+Torres+Berumen+trabajan+con+la+Cl%C3%ADnica+Libre+del+Valle+Chippewa+para+ayudar+a+la+comunidad+creciente+que+habla+Espa%C3%B1ol+en+Eau+Claire.

Photo by SUBMITTED

Fitzgerald y Torres Berumen trabajan con la Clínica Libre del Valle Chippewa para ayudar a la comunidad creciente que habla Español en Eau Claire.

Dos estudiantes de UW-Eau Claire están trabajando con una clínica local para ayudar a hacer que el cuidado médico sea más accesible. 

Erin Fitzgerald y Breida Torres Berumen han pasado sus semestres del otoño de 2020 y la primavera de 2021 traduciendo el manual para pacientes de La Clínica Libre Del Valle de Chippewa, con el fin de ayudar a la creciente comunidad de habla Español en Eau Claire.

Fitzgerald, una estudiante de biología de segundo año con un menor en Español para profesiones de salud, dijo que la razón por la que fue motivada para trabajar en este proyecto era para poder aplicar su Español — de una manera verdadera — donde la gente se beneficiaba.

“Creo que es muy importante que los recursos médicos estén disponibles en el idioma nativo de todos, porque eso es algo que damos por sentado mucho tiempo”, dijo Fitzergald.

Torres Berumen, estudiante de biología de tercer año con un menor en Español para profesiones de salud, dijo que eso resultó ser cierto.

“Yo no sabía ningún Inglés como estudiante de primer año en la escuela secundaria, tuve que lidiar con esto yo mismo”, dijo Torres Berumen. “Tuve que navegar por la vida sin entender nada de lo que estaba pasando a mi alrededor”.

Mientras era capaz de aprender Inglés, a menudo no es el caso de mucha gente, quería ayudarles a obtener acceso a la atención médica que se merecen. Siendo una inmigrante, dijo que entiende la falta de accesibilidad en términos de barreras del idioma.

Elena Casey, profesora asistente de Español y la mentor de este proyecto, dijo que los recursos disponibles en el ámbito de la salud deben reflejar las poblaciones a las que están sirviendo. 

“Aunque fuera una sola persona; el cuidado médico, si queremos que sea equitativa, debe ser accesible a quien esté en nuestra comunidad”, dijo Casey.

Las tres dijeron que este proyecto es un paso en la dirección correcta para traer conciencia a la creciente necesidad de acceso al cuidado médico comprehensivo.  

Casey y Fitzgerald dijeron que aunque Eau Claire, y Wisconsin en general, son predominantemente blancos, asegurarse de que la gente todavía reconozca las necesidades de los grupos minoritarios siguen siendo importantes.

“Tenemos que reconocerlo sólo porque alguien no vea una comunidad, no significa que no esté allí”, dijo Casey.

Torres Berumen dijo que tener un documento básico, como el manual del paciente, disponible en Español es fundamental, ya que provee la información que los pacientes necesitan para aprender sobre la clínica.

“Podría significar la diferencia entre que alguien pueda recibir la atención que necesita o que no la reciba, porque simplemente no saben a dónde ir ni cuándo ir”, dijo Torres Berumen.

Casey dijo que además de tener esa información básica proporcionada en el manual, los pacientes también pueden expresar lo que están sintiendo y experimentando en un idioma que es más cómodo para ellos. Es una necesidad para atención médico accesible y una comunidad saludable.

A lo largo de la pandemia COVID-19, Casey dijo que se ha sentido llamada a encontrar una manera de ayudar a los que están trabajando en el cuidado médico. 

Este proyecto ha permitido a Torres Berumen y Fitzgerald —futuros profesionales médicos— establecer conexiones, al tiempo que permite al personal y a los voluntarios de la clínica centrarse en otras facetas de su trabajo.

Los individuos hispanos y latinos han sido desproporcionadamente afectados por COVID-19, según el sitio web de los CDC, tener los recursos disponibles para esta comunidad en Español es esencial para abordar esta disparidad.

En Wisconsin, las personas hispanas o latinas representan el siete por ciento de la población, pero representan el 12% de los casos COVID-19, según The COVID Tracking Project.

Torres Berumen y Fitzgerald dijeron que su proyecto brilla una luz en las necesidades de la comunidad hispano. Tienen esperanza que su trabajo sirve de inspiración y que otros estudiantes prestan atención equitativa al cuidado médico y también trabajan en proyectos semejantes.

Casey dijo que “me da mucha esperanza que mujeres como Breida y Erin son parte de los futuros profesionales médicos.” 

Gómez puede ser contactado en [email protected].